Alimentación y Nutrición Blog Enfermedades Relajación Salud

Día Mundial de la Lentitud ¿Cigarra u Hormiga?

Hoy se celebra el Día Mundial de la Lentitud.
Una jornada para reflexionar sobre la velocidad y el estrés en el que vive la sociedad, y cómo buscamos aumentar las horas del día sin pensar en mejorar su calidad.
Estas celebraciones pueden parecer una tontería a algunas personas, sin embargo, yo las acepto como un recordatorio en mi agenda de buenos propósitos, propósitos que debo trabajar a lo largo del año, a lo largo de la vida… Porque en general son días relacionados con la salud, de modo que nos ayudan a poner en marcha medidas preventivas como es la divulgación de información sanitaria para poder prevenir enfermedades y, como decía el dicho, más vale tener millones de góbulos rojos en la sangre que millones en la cuenta corriente!
El movimiento slow en España  y varias plataformas a nivel internacional llevan años reclamando la filosofía ‘do it slow’ para una sociedad aquejada por el stress y la necesidad de ocupar todo el tiempo del individuo.
Dia Mundial de la LentitudEl ritmo de vida al que estamos sometidos nos hace funcionar a una velocidad, para muchas personas indeseada. Resulta difícil escapar, aunque nos hagamos el firme propósito de evitar caer en sus redes

Por otro lado, si lo miramos desde el punto de vista de la salud, esta inercia, lejos de aportarnos beneficios, provoca en nuestro organismo una serie de cambios que perjudican su normal funcionamiento. Sin embargo es importante tener presente que el estrés en cierto grado es beneficioso para el organismo. Es cuando su nivel es elevado o, peor aún, cuando se cronifica… cuando deteriora nuestro equilibrio vital y puede provocar diferentes síntomas y enfermedades como la obesidad, pérdida de masa ósea, deterioro de memoria, bajas defensas, etc lo que se traduce en enfermedades de la piel, cerebro o cardiovasculares, entre otras.

Por ello, entre la hormiga y la cigarra, hay un punto intermedio en el que niveles controlados de estrés nos ayudan a mantener nuestro equilibrio vital y el buen funcionamiento del organismo. Alimentarte adecuadamente así como el ejercico físico moderado, la relajación, el yoga, la meditación y todas aquellas que nos ayudan a mantener un equilibrio cuerpo-mente favorecerán tu salud y tu bienestar. Cuida de ti, aprende a conocerte a ti mismo/a y aprende cómo funciona tu cuerpo. Pon en marcha todo aquello que te ayude a moderar tu “velocidad de vida”.

Yo me apunto al movimiento “slow” y tú?

Doctora Izaskun.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply