Nuestros enervitaleros

Carta de una enervitalera

¿Cómo empezó todo esto? Pues allá por el mes de abril, Izaskun Santos me comentó la apertura de Enervitalia y algo le debí ver especial porque me animé enseguida a ponerme en sus manos, creo que fue su entusiasmo. Creía firmemente en la idea que hoy comparto con ella, de añadir calidad de vida a nuestros años. Aún tengo muy presente aquel sábado 20 de abril en el que cambió mi vida.

¿Por qué digo que cambió mi vida?


En primer lugar porque he recobrado una autoestima y una confianza en mí misma que hace tiempo había perdido. He aprendido también a tratar mejor mi cuerpo disfrutando de la comida y del bienestar que ello proporciona.

El esfuerzo para llegar hasta hoy día ha sido intenso sin duda, pero para eso está la fuerza de voluntad que se puso a trabajar a destajo. Una cosa sí es verdad, ningún día de estos siete meses que han pasado desde aquel maravillo sábado, me he planteado si “el esfuerzo merecía la pena”, lo he tenido muy clarito, y cómo obviamente soy humana, mentiría si no dijera que ha habido momentos difíciles, esos por ejemplo, en los que  tus amigos, tu gente, están tomándose un vino y una ración de calamares o un bocata de tortilla con una sidrita, pues empiezas a salivar y dudas de tu capacidad de resistencia.

Carta de una enervitalera

He llegado a la conclusión de que soy más fuerte de lo que creía, quizás será porque el cuerpo es sabio y con un poco que le hagas caso es muy agradecido, quizás será que era “mi momento”, no sé pero lejos de dejar de hacer vida social, he compartido muchas tertulias con un té o una botellita de agua y me he sentido muy afortunada de estar siempre con mi gente que ha entendido perfectamente mi nueva forma de vida y he pasado con ellos momentos irrepetibles. Ellos también son culpables de mi logro sin duda. Me han animado enormemente y he logrado así alcanzar la motivación necesaria para superar cualquier barrera.

Cómo todo hay que contarlo, sino este discurso no sería creíble, Izaskun se curra las dietas como nadie, este es también un factor primordial para sobrellevar la nueva situación a la que te estás enfrentando. La personalización y el trato que nos ofrece son indiscutiblemente pilares maestros. En nuestras conversaciones lo hemos comentado muchas veces, con esta dieta no se pasa hambre y si se pasa es porque no la haces correctamente. Se trata de comer bien, comer mejor, no comer  poco. Me consta el tiempo que ocupa Izaskun con cada una de nosotras. Yo personalmente, creo que en los regímenes que a lo largo de mis cuarenta y cinco años de vida he hecho, jamás me he encontrado satisfecha, y de ahí el que no lo puedas continuar. Particularmente he de deciros que yo de siempre he sido una persona muy golosa y claro que me he planteado aquello de “no voy a aguantar sin mi croissant de las mañanas o la coca cola con el bocata de chorizo de las tardes”, pero cuando sientes tu cuerpo bien no existe duda, estás haciendo lo correcto. Tu cuerpo lo merece. Estás dando pequeños pasitos para alcanzar el estado de satisfacción y bienestar que desde luego yo quiero disfrutar. Se trata de apuntarte a un nuevo estilo de vida. Tener la energía y la vitalidad necesarias para seguir el camino de la vida sin poner en riesgo la salud, que en definitiva es lo básico.

En el aspecto emocional, os revelaré que yo he sido siempre muy frágil, ahora estoy en un momento también muy bueno psicológicamente hablando. La ansiedad y los nervios han dado paso a un estado mucho más placentero reforzando como decía al principio mi autoestima y con ella todo lo que viene asociado. En definitiva, este cúmulo de asociaciones positivas completan en este momento mi vida.

¿Sabéis lo maravilloso que es para tu ego, el empezar a marcar cintura, el comprarte ropa que no podías ponerte desde que tenías dieciocho años, lucir cosas que hace tiempo no existían para tí. Colorear tu armario dejando el negro para el vestido de Nochevieja y sentirte segura? Todo esto eleva la autoestima a niveles de escándalo. Volverte a sentir femenina no tiene precio.

La piel luce espectacular y hasta la mirada te cambia. ¡Qué halagador resulta que te digan lo guapa que estás, lo que has mejorado! Se pone en marcha la coquetería que todas llevamos dentro y que también había estado dormida. “Aflora esa feminidad que te robaba el tejido adiposo“, lo entrecomillo porque es una frase de Izaskun que me parece muy gráfica y significativa.

Apelo ahora a una parte muy importante de mi plan de pérdida de peso sin la que yo no hubiera quizás alcanzado los éxitos que he alcanzado. Me refiero a la práctica de alguna actividad física que añadir a dicho plan. Deciros que toda la vida he sido bastante pasiva en este sentido y en el plan de Enervitalia, el ejercicio tiene un lugar muy destacado. Ahora lo entiendo. Cuando en las primeras consultas con Izaskun, me decía: “Maite, tienes que ir pensando en un plan de actividades como complemento a la dieta”, y yo decía bufff… con lo reñida que estoy yo con el deporte, si no he hecho más que la gimnasia del colegio y jugar al brilé con mis amigas. Los gimnasios me daban terror y sólo la natación me sacaba un poco de esta pasividad. Por ahí empecé y ahora tengo una tabla super estructurada durante la semana y las endorfinas que segrego con esta actividad me proporcionan tal bienestar que creo estar volviéndome “adicta”. Una adicción que por otra parte, me encanta. Este aspecto es tremendamente decisivo a la hora de elaborar el nuevo plan de vida que he decidido seguir. Esto también me ha costado, sin duda, ha sido un proceso arduo pero he sido muy constante y esa es la clave. Constancia poca pero que dure como decía mi amoña y qué verdad. Para todo en la vida requerimos dosis de constancia capaces de hacernos cada vez más fuertes y cada vez más seguros.

Empieza de nuevo, ponte a ello!


Si cuando termines de leer esta parrafada, no sientes aún la motivación suficiente para seguir en el empeño o para empezar a cambiar, es que no la has leído dos veces. Empieza de nuevo. Estoy segura de que algo se ha movido en tu interior que te va a hacer reaccionar y encontrarás la manera, seguro, como lo he hecho yo, de cumplir tu sueño. Los sueños también se convierten en realidad.

Un abrazo enorme a tod@s l@s enervitaler@s y aurrera ENERVITALIA.

 

NOTA: Mi más profundo agradecimiento a la Doctora Izaskun Santos, primero por el proyecto que pudo hacerse realidad, y segundo por la atención que nos presta que es sin duda inmejorable. Magnífica doctora y mejor persona, gran mujer. Sería muy desconsiderada sino citara aquí a mi hijo y a mi marido por su apoyo incondicional y a mis padres que me animan y me cuidan. A mis amigos que han sido super comprensivos y siempre han estado ahí. A todos mil gracias.

Maite.