Blog Relajación Salud

La Plenitud del Silencio

Estoy disfrutando de unos días de vacaciones y, si no fuera por las dos caras que tiene la vida, os diría que rozan casi la perfección. Estoy decidida a disfrutar de ellos al máximo, dedicando el tiempo a todo aquello que me ayude a recuperar la energía que el desgaste diario de una jornada laboral habitual me provoca.

Cita sobre el silencio

Para empezar, he leído un articulo sobre “la plenitud del silencio”. Versaba sobre una periodista (Ana Cristina Reymundo) que decide retirarse a un monasterio cisterciense para hacer un paréntesis en la vorágine de vida que llevamos:  horarios, vehículos, comer deprisa y a deshoras, contaminación, ruido, ruido y ruido…

Y es así que quiero destacaros un párrafo que me ha gustado. Os lo transcribo literal:

“Sin embargo bastan unos días entre esta comunidad de religiosos para ser testigo de la plenitud del silencio, de la nobleza del trabajo y de lo sublime que es entrar en comunión con la divinidad que hay en todo”

¿No creéis que son unas preciosas palabras que nos hacen conscientes de lo que tocamos todos los días con la punta de los dedos? Tenemos a nuestro alcance un maravilloso entorno que, lejos de cuidarlo y mimarlo, lo destruímos. Y me atrevo a decir que, nuestro comportamiento se corresponde con  una pura ignorancia de las consecuencias del mismo. Somos una parte del mismo planeta que degeneramos con nuestra conducta. Los avances tecnológicos lejos de acercarnos a la madre naturaleza, nos alejan de ella y suponen un grave para nuestra salud, al menos, si no hacemos una utilización correcta de ellos. El artículo citado continúa…

” Como amante de la palabra que soy, fue una gran revelación comprender que el silencio  no es la ausencia de sonido. El silencio  monástico es un espacio donde el alma puede morar sin los límites que imponen las palabras. Por más elocuente que sea, la palabra define, impone parámetros y por ende excluye. El silencio lo abarca todo”

Imagen con cita sobre el silencio

Me encannnnta enervitaleros! El silencio va mucho más allá de lo que creemos, por eso, a veces nos asusta, porque nos acerca tanto a nuestra esencia que tememos nos cree un conflicto con la zona de confort en la que nos movemos día a día por mucho que despotriquemos de ella.

Yo por mi parte, he decidido en este corto periodo de vacaciones que me he concedido…buscar el silencio con todas mis fuerzas… Aunque el “sonido” de las olas me acompañe… Que abril os colme de plenitud!!! Es mi deseo primaveral para todas las personas que habéis encontrado en enervitalia algo que os atrae… Algo que alimenta vuestra alma!

Dra. Izaskun Santos

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply