Blog Enervitaleros Enfermedades Medicina Salud

Todo va sobre el amor. Tanto si es San Valentín como si se trata de un cáncer

Enfermedades - Cancer - Consulta Médica Enervitalia

Enfermedades – Cancer – Consulta Médica Enervitalia

Iniciamos nuevo mes y es comentario general… Qué rápido pasa! Ya hemos liquidado enero! Sin embargo yo me pregunto… Todo pasa a igual velocidad en esta vida? Pasa igual el tiempo para ti, para mi, para otras personas? Y para ti? Pasa igual el tiempo según esperes que llegue el fin de semana, que llegue el momento de recibir una buena o una mala noticia? No te parece que a veces preferirías que se parara el tiempo, mientras que en ocasiones el tiempo se te hace eterno y harías cualquier cosa por acelerar algunos acontecimientos?

paciente-cancer

Pensando en todo ello y relacionando la celebración del día de los enamoramos con otra importante celebración de este mes, he elegido el cáncer como tema para compartir con todos vosotros en este post. Hoy día 4 de febrero es el día internacional del cáncer, sí……..C-Á-N-C-E-R, con todas y cada una de sus letras.

Marido cogiendo de la mano a su mujer enfermaUna persona a la que quiero con locura, me ha enseñado lo importante que es hablar “claro y sin tapujos” del cáncer, ponerle nombre desde el primer momento, sin ocultarlo, sin etiquetarlo o estigmatizarlo.

En este sentido es de agradecer la labor de algunas celebrities que no han ocultado que padecían cáncer y le han quitado oscurantismo a esta enfermedad que, en muchas ocasiones, puede vencerse.

Antes que nada quiero mandar un fuerte abrazo enervitalero cargadito de salud, energía y vitalidad a todas las personas enfermas de cáncer y a todas las que están enamoradas de ellas…

sus parejas, sus hijos e hijas, sus padres, abuelos y abuelas, sus hermanos y hermanas y demás familiares, sus amistades, sus compañeros y compañeras de trabajo, actividades de fitness, deporte, ocio, danza, etc, etc…


Por qué incluyo a tantas personas? Porque somos tan necios que con frecuencia manifestamos: “mi vida es mi vida” sí, estamos de acuerdo!, “yo puedo hacer con mi vida lo que quiera” sí, de acuerdo!, pero recordemos que somos seres sociales, que no estamos solos en el viaje de la vida, que tenemos a nuestro alrededor muchas más personas de las que creemos que nos quieren, tal vez de una manera que no es la que nos gustaría, conocidas o desconocidas, pero que nos quieren al fin y al cabo y su vida y la nuestra está interrelacionada. Si se mueve una ficha… Se mueven muchas más… Sólo por eso, es tan importante o más cuidar de nuestra salud que contratar un seguro de vida… Para qué un seguro si no puedo saborear lo dulce de la vida sin tu compañía, sin tu calor, sin tu humor, sin tu modelo de vida?.

Por eso, mientras saboreo una calentita y saludable infusión de hierbas y escucho a Nat King Cole, he unido en este post el cáncer con los enamorados, para que salgamos de ese silencio que contamina nuestro ser y digamos más veces “te quiero”, “te aprecio”, “me gustas”, “contigo me siento fenomenal”, “qué buenos momentos pasamos juntos”, “ha sido un placer, como siempre”, “lo siento, no era mi intención “, “me he equivocado”, “perdóname”, “gracias por formar parte de mi vida”…

Frenemos la velocidad y la inercia a la que nos lleva la sociedad consumista y saboreemos los momentos de gran intensidad que nos ofrece la vida, incluso cuando nos parecen aterradores… Sería triste que una persona tuviera que pasar por este trance para reconocer a las personas que le quieren…

Dicen que la romería del Rocío no se puede contar, hay que vivirla para saber lo que se siente, pues bien, como médico que soy, he de reconocer que con las enfermedades, en especial con el cáncer, ocurre exactamente igual. No existe facultad de medicina por buena que sea ni investigación ni compendio de medicina que te enseñe lo que se “vive” con esta enfermedad hasta que a ti o a una persona a la que quieres, le afecta.

Y digo bien, lo que se “vive”, porque aunque en ocasiones resulte mortal, hemos oído muchas veces que la muerte es parte de la vida y que por ello debemos aceptarla, pero no hemos sido entrenados para esto, lo cual nos origina un gran sufrimiento. Sin embargo, el otro día leía que la muerte no es lo contrario de la vida… Que la muerte es lo contrario del nacimiento…

Medité sobre esta aseveración y, es cierto! me ayuda a ver la vida desde otra perspectiva!!! Tanto el nacimiento como la muerte son 2 breves momentos, no existe el último sin el primero, no existe el primero sin el último, pero entre ambos, en el mejor de los casos hay una larga vida… En el peor de los casos hay una corta vida…

Y volvemos al concepto tiempo… Qué diferencia una corta vida de una vida larga? La duración de la misma?

Que sea larga… garantiza que sea una vida en plenitud? Y si en verdad ha sido larga, pero se ha vivido tan intensamente que se ha hecho breve?…

Aquella frase me hizo reflexionar sobre algo que leí hace tiempo… Hemos sido educados para “ganar” a diferencia de las culturas orientales que contemplan las “pérdidas” como algo natural en la vida y por tanto lo afrontan con menos sufrimiento que nosotros.

Por todo esto amigos y amigas enervitaleros, me he permitido relacionar el día 4 y el 14 de febrero, porque todo va de lo mismo, el amor y su contrario el desamor, la ilusión y la tristeza, la salud y la enfermedad, el nacimiento y la muerte, la plenitud y el vacío existencial, y en medio de todos estos contrarios la VIDA, sí la vida sin un contrario, la vida para vivirla y para gozarla, cada uno a su manera… que no tiene porqué ser la mía…

Ahora bien, por la experiencia y todo lo que he aprendido a lo largo de mi vida gracias a esta maravillosa profesión que ejerzo, os diré que todas las personas aún padeciendo una u otra enfermedad nunca expresan “no merece la pena vivir así” hasta que pierden su capacidad de autonomía, su capacidad de valerse por sí mismas, su energía para seguir viviendo, sea cual sea la causa de su dependencia, sea cuál sea su edad.

Por qué lo digo? Porque incluso ante el cáncer, la ACTITUD que tomemos ante esta enfermedad, tanto los médicos como las personas enfermas, como quienes las rodean, es de gran valor para resultar vencedores en esta titánica lucha. Esta lección de vida me la ha dado una persona a la que quiero mucho y es una lección que jamás encontraremos en un texto de medicina ni de oncología, porque sólo si la vives puedes aprenderla, puedes conocer lo que ocurre y puedes ver que nunca hay que “tirar la toalla”, si no es por ti, sí por quienes te quieren. Toda una muestra de generosidad!!!

Pero recordad…

Aún saliendo perdedores de esta batalla, nos queda la vida vivida, esa que ni el dinero la puede comprar, ni la muerte nos la puede arrebatar…

Y no creo que sea una casualidad que en este mismo momento Nat King Cole me esté deleitando con su canción  “Those Things Money Can’t Buy”…  Teach me! Love me!

Agradezco a todas las personas enfermas de cáncer en general y a una en particular, la importante lección de vida que me han enseñado…

No te olvides! Cuídate por favor! somos muchos los que te queremos!!!

Izaskun, Dra de Enervitalia Consulta de Nutrición y Dietética en San Sebastián-Donostia

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply