Alimentación y Nutrición Belleza Enervitaleros Fitness Salud

Nuevos momentos…

A veces estamos necesitados de un “borrón y cuenta nueva”… el inicio de un nuevo año, tal vez, es un buen momento para haber realizado el balance de lo bueno y menos bueno del año recién cerrado y ponernos manos a la obra en lograr otro año con nuevas estrategias que nos acerquen lo máximo posible al estado de bienestar que deseamos para nuestra vida.

Puede que haya sido casualidad, o no, puede que sea cuestión de la etapa de la vida que me toca vivir… pero en estos días de fiesta, he compartido con varias personas la experiencia de la relatividad de la vida, del tiempo… y cuando te percatas de ello… empiezas a saborear cada milésima de segundo de grandes momentos, disfrutas más del ahora, vives con los 5 sentidos

Paso del 2014 a 2015

Ayer mismo, disfruté de un agradable momento en el cine con la película “Dios mío, pero qué te hemos hecho!”, comedia facilona que alimenta el buen humor y te ayuda a comprender lo necios que podemos llegar a ser cuando no abrimos nuestra mente al universo del que formamos parte. Después, en la vinoteca Bernardina donde como siempre nos deleitamos de unos excelentes vinos y alimentos de primera calidad, tuve la oportunidad de encontrar a personas conocidas y amigas, como Eva, Beatriz, Patxi … y así poder compartir los buenos deseos de que 2015 sea un buen año. Y digo bien, la oportunidad…, porque en la era del whatsApp, esto de darse un abrazo “en vivo y en directo” parece ser cosa de marcianos…

Un abrazo inmensoSin ir más lejos, ayer fue un día en el que el consumo fue el motor principal de mi ciudad. San Sebastián estaba atascada de gentes y vehículos en busca del regalo de Reyes… ese que sumado a otros diez, quince o cuantos quieran que sean según el tamaño de la familia… pierden su encanto natural de muestra de afecto y consideración, para pasar a ser el número de regalo “x” que nos falta para terminar con los regalos y a ser posible, no terminar con el saldo de nuestra tarjeta de crédito… regalos que tal vez quedarán en una fría transferencia sin la oportunidad de dar un fuerte abrazo a quienes van dirigidos… sin tiempo a pensar lo que de verdad desearía esa persona a quién lo dirigimos…

¿Por qué no creer en los Reyes cualquiera de los 365 días del año? ¿Por qué no un “te quiero”,  “te echo de menos”,  “lo siento, me equivoqué…”, “gracias por estar a mi lado”, “perdona, sólo pensé en mí”… no los incluimos en la lista de los mejores regalos que podemos hacer?

De cualquier modo, me gustaría que comprendieras lo que quiero transmitir, nada más lejos de ir contra el consumo sostenible, sólo destacar que en pleno siglo XXI, la publicidad nos recomienda regalar experiencias, viajes, compartir momentos especiales, etc, y aunque debemos saber leer entre líneas y ver lo que hay de marketing en ello, soy partidaria de esa recomendación, regala experiencias compartidas, regala creatividad, regala fitness, regala salud y bienestar, regala belleza, regala momentos compartidos de bienestar, humor, cariño… porque es lo que más vale en esta vida.

Te invito a preguntarte cuando mañana despiertes… y si de verdad hoy fuera el último día de mi vida, a qué lo dedicaría?

Yo ya me he hecho la pregunta, también tengo la respuesta…

Lo tengo claro, dedicaría el día a reír y abrazar a las personas que más quiero…

Serías tan amable de compartir con nosotros tu respuesta?

Urte berri on! Feliz año! lleno de salud para ti y para quienes más quieres, te lo deseamos de todo corazón!!!

Izaskun

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.